Tres camiones de gran porte repletos de cemento proveniente del Brasil fueron incautados el pasado viernes en la ciudad de Salto del Guairá. El proce­dimiento estuvo a cargo del agente fiscal antinarcótico Vicente Rodríguez y poste­riormente remitió el caso y los cargamentos hasta la uni­dad especializada en anticon­trabando, con el fiscal Julio Paredes, que tiene su base en Ciudad del Este.

Los camiones individuali­zados por la Fiscalía son un rodado de la marca Scania color blanco con matrícula CDO 747 con una carreta de marca Rondon que conte­nía 600 bolsas de cemento de la marca Scn. El segundo rodado es un tracto camión de la marca Scania color blanco, matrícula AAV 705, con un semirremolque modelo 3 ejes, que también transportaba 660 bolsas de cemento, y el tercer camión también de la marca Scania color rojo con número de matrícula DAJ 513, que según datos del Departamento de Automotores figura a nom­bre del concejal municipal de Villarrica Óscar Rubén Mar­tínez Melgarejo. Este último rodado contenía la mayor carga de cemento ilegal, tota­lizando entre los 3 cargamen­tos unas 2 mil bolsas que tota­lizan aproximadamente 100 mil kilos.

Grupo Nación indagó sobre quién podría ser el propieta­rio del resto del cargamento. Según nuestra fuente, el dueño de la distribuidora San Ramón es el señor Alci­des Gallardo, cuya cone­xión comercial en el ramo construcción es el concejal colorado Víctor Hugo Orti­goza (Añetete), quien tam­bién figura como propietario de varios negocios, como la empresa transportadora de nombre Carlitos y Viviana, VHO Constructora y Venta de Materiales. Los datos reve­lan que el edil de Añetete sería propietario de una parte de las 100 toneladas de cemento incautado durante el proce­dimiento.

Las pesquisas arrojaron como propietario de uno de los camiones al concejal municipal (Colorado Añe­tete) Óscar Rubén Martínez Melgarejo, más conocido como “Pirulo”, y político muy cercano al cuestionado sena­dor Rodolfo Friedmann. Juz­gando los datos de nuestra fuente, el edil Melgarejo es un mago en el contrabando de azúcar para la región y su conexión con el cargamento ilegal de cemento que sal­pica a su entorno político está documentado en este material.