Familias afectadas por la crecida del río Paraguay van copando paseos de transitadas avenidas de la capital. La Junta Municipal resolvió ayer pedir al estamento castrense habilitar refugios en sus predios.

La altura del río Paraguay en Asunción alcanzó en la víspera los 6 metros y muestra un panorama de desborde en toda la capital, con paseos centrales, plazas y veredas ganadas por las 12.500 familias damnificadas a la fecha.

 

Diputados aprobó ayer la ampliación del presupuesto de la Comuna capitalina en G. 5.000 millones para asistir a estos pobladores ribereños, la cual pasa al Ejecutivo para su veto o promulgación.

Asimismo, sancionó otros G.9.500 millones para la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), que va al Senado para su sanción o rechazo.

La masiva invasión de espacios públicos se ve sobre Estados Unidos, desde 18ª hasta 21ª Proyectada, donde los afectados por la inundación ni siquiera cuentan con servicios de baño público y agua potable. Igual panorama se da en las aceras de la Universidad Católica, sobre Cantaluppi.

En todos estos lugares, los ribereños se quejaron de la falta de entrega de materiales como chapa, terciada y puntales para levantar sus casas provisorias.

Ante la falta de terrenos para asentar a la gente que huye de la crecida desde las zonas ribereñas a puntos más altos de la ciudad, la Junta Municipal resolvió solicitar a las autoridades castrenses la habilitación de los cuarteles para la creación de refugios.

La propuesta fue hecha por el edil Augusto Wagner, quien dijo que hay reparticiones de las Fuerzas Armadas que están asentadas en predios municipales y que pueden ser utilizadas ante este desastre.

SIN PERMISO. La directora del Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda), Nidia López, afirmó que los refugios que se crean en la vía pública no están autorizados por el Municipio, pero que aún así se asiste a toda esa gente.

Apuntó que si bien algunos refugios como R. I. 14 ya están llenos, en el RC 4 de la Caballería, en Loma Pytã, todavía hay lugar para albergar a más personas damnificadas.

Resaltó que escasea la madera terciada, razón por la cual no están entregando este material a los pobladores de la ribera, pero sí lo hacen con las chapas para el techo.

Dijo que el año pasado, a la misma fecha, se tenía una crecida en Asunción de 3,55 metros y que la actual excede en dos metros y medio a la que se tuvo en aquel tiempo.

Fuente: Ultimahora.com