La Dirección de Meteorología pronosticó un martes cálido con vientos moderados del norte. Desde el miércoles se esperan lluvias por un par de días.

La máxima estimada para este martes en Asunción y Gran Asunción es de 29º, para el norte de la región Oriental es de 32º C, para el este es de 29º y para el sur es de 28º, mientras que para el Chaco es de 33º. 
 
El miércoles también será cálido aunque se esperan lluvias al finalizar la jornada. La máxima rondará los 29º. Mientras que para el jueves se esperan precipitaciones y tormentas eléctricas.
 
Para el viernes habrá un leve descenso de temperatura por lo que se espera una jornada fresca.

El Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) cierra hoy el circuito de discusión a nivel interno y oficializa su intención de reformar la Corte Suprema de Justicia. Los miembros del Directorio se reunirán hoy, a partir de las 18.00, para aceptar la recomendación del Comité Político de impulsar los cambios de sus ministros y a nivel estructural.

El presidente del PLRA, Miguel Abdón Saguier, desempolva el pedido de juicio político que él había elaborado junto a otros llanistas en el 2012 para acusar de mal desempeño y supuestos delitos de prevaricato en el ejercicio del cargo contra siete de los nueve ministros.

Fuente: Ultimahora.com

La Dirección de Meteorología anuncia una jornada cálida con cielo parcialmente nublado y vientos moderados del norte. La mínima prevista es de 20 grados, mientras que la máxima ascendería a 29 grados.

En la Región Oriental se tendrán máximas de entre 27 y 29 grados, mientras que en el Chaco oscilaría entre 30 y 32 grados.

Estas condiciones climáticas se mantendrán hasta el martes, mientras que el miércoles se esperan lluvias dispersas y el jueves tormentas eléctricas con leve descenso de temperatura de entre 18 y 22 grados.

Fuente: Ultimahora.com

Pese a que el dirigente colorado de Alto Paraná, Javier Zacarías Irún, reiteró su apoyo y el de los legisladores de su sector al Poder Ejecutivo, el oficialismo colorado no los tiene en cuenta, hecho que ahonda la división en la ANR.

En la última reunión de colorados con el presidente Horacio Cartes, en Mburuvicha Róga, no fue invitado el grupo que lidera el dirigente del Alto Paraná.

En la Cámara Alta, el oficialismo es mayoría, mientras que los disidentes están en un pequeño grupo de 6 legisladores.

El senador Juan Darío Monges es uno de los exponentes de ese grupo y acusa a su colega Juan Carlos Galaverna de ser el responsable del aislamiento de los disidentes.

Monges perdió en la elección de la presidencia del Congreso que ganó el liberal Blas Llano, gracias a votos colorados.

Ahora el senador, oriundo de Paraguarí, fue excluido de la Comisión de Hacienda, la cual presidió en el periodo pasado, y tanto él como el senador Silvio Ovelar indicaron que Galaverna fue el promotor del aislamiento que sufren.

“Qué se puede esperar de alguien que robó la voluntad popular. Esto ya no es nada”, dijo Monges recordando aquel fraude electoral que Calé reconoció haber hecho en 1992 para evitar que Luis María Argaña gane las internas presidenciales a Juan Carlos Wasmosy, quien finalmente fue electo presidente.

Monges sostuvo no estar molesto porque su bancada no fue convocada por el presidente Cartes a la reunión del miércoles pasado. “Nuestra conducta siempre fue en apoyo al Gobierno”, dijo y acusó a los cercanos al mandatario de querer alejarlos de su entorno. “Son meras intenciones de gente del entorno de Cartes de querer dejarnos afuera”, puntualizó.

Agregó que la reforma judicial es un tema que debe ser debatido en la ANR y que Lilian Samaniego “está esperando a que Juan Carlos Galaverna le ordene qué tiene qué hacer con este tema”.

“Lilian no puede conducir al Partido Colorado”, reiteró.

Fuente: Ultimahora.com

El vecino país exige que se le conceda a la flota argentina el manejo del 50% de todas las mercaderías que entran y salen del país como moneda de cambio para terminar con la guerra en la hidrovía.

Altas fuentes del Poder Ejecutivo   confirmaron que  la comitiva argentina, que vino a  Asunción hace 15 días para  negociar con Paraguay las trabas que impone el gobierno de Cristina Fernández a  la flota  con bandera paraguaya,  exige recuperar el 50% del transporte de mercaderías que transitan por la Hidrovía Paraguay-Paraná  a cambio de cesar con las hostilidades hacia  los buques con bandera nacional.

 

El subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Horacio Tettamanti, quien encabezó la comitiva argentina, condicionó a la recuperación de la mitad de los USD 400 millones al año que mueve el negocio de transporte por la hidrovía, el fin de la "guerra" comercial, informaron las autoridades nacionales.

"De manera prepotente (Tettamanti), nos dijo que los buques son chatarra y que la tripulación paraguaya no tiene preparación", comentó una de las fuentes del Gobierno.

"Lo que quieren es reactivar su flota y para eso necesitan nuestra carga; no lo dicen directamente, pero es un chantaje para cesar con las hostilidades a las que vienen siendo objetos las embarcaciones paraguayos", agregó otra fuente de la Flota Mercante.

A cambio del 50% de las cargas paraguayas, Tettamanti también ofreció que los buques de bandera paraguaya puedan hacer los llamados transportes de cabotaje al interior de Argentina, un negocio hoy muerto por la presión del sindicato de transportistas terrestres encabezados por Hugo Moyano, quien de tanto en tanto amenaza con paros al Gobierno argentino.

La resolución del conflicto quedó en manos de los presidentes Horacio Cartes y Cristina Fernández, quienes tenían que buscar una salida en el encuentro bilateral que no se concretó hace dos semanas por una cancelación a última de hora de la presidenta argentina.

antecedentes. Vale recordar que las embarcaciones paraguayas vienen siendo objeto de mayores controles "técnicos" por parte de las autoridades argentinas en los últimos dos meses.

Obligan, por ejemplo, a llevar menos carga o amarrar en distintos puertos, lo que supone un sobrecosto a los productos paraguayos que de por sí ya tienen 15% menos en cuanto a competitividad de precios por la condición mediterránea del país, de acuerdo a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

cuestión de competencia. Todo hace parte de la estrategia de los argentinos para asfixiar a las empresas paraguayas y recuperar parte del negocio que perdieron por falta de competitividad, según los navieros locales.

Este negocio mueve al año más de USD 30.000 millones en mercaderías; USD 19.000 de los cuales corresponden al comercio exterior paraguayo. En concepto de flete, dejará USD 400 millones este año a las empresas fluviales.

De hecho, 4 de cada 10 buques con bandera paraguaya son de propiedad de empresarios argentinos, quienes huyeron de su país por los altos costos en materia impositiva. En contrapartida, el negocio vive una primavera en Paraguay, donde incluso ya se fabrican grandes embarcaciones.

Fuente: Ultimahora.com