Las víctimas del 11 de septiembre en el World Trade Center (WTC) en el bajo Manhattan, 2.753 personas murieron cuando los vuelos secuestrados, el 11 de American Airlines y el 175 de United Airlines, fueron estrellados intencionalmente en las torres norte y sur, o murieron como resultado de los atentados.

De los que perecieron durante los ataques iniciales y los colapsos posteriores de las torres, 343 eran bomberos de Nueva York, 23 eran policías de la ciudad y 37 eran agentes de la Autoridad Portuaria.

Las víctimas tenían edades comprendidas entre dos y 85 años. Aproximadamente el 75-80% de las víctimas eran hombres.

En el Pentágono, en Washington, 184 personas murieron cuando el vuelo 77 de American Airlines, que había sido secuestrado, se estrelló contra el edificio.

Cerca de Shanksville, Pensilvania, 40 pasajeros y miembros de la tripulación a bordo del vuelo 93 de United Airlines murieron cuando el avión se estrelló contra un campo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recaudado unos 3.000 millones de dólares en cuatro meses para sus programas de desarrollo y distribución de vacunas, tratamientos y diagnósticos contra la COVID-19, pero necesita 35.000 millones más, advirtió hoy el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

«Necesitamos dar un paso de gigante en materia de financiación», subrayó Guterres, quien detalló que al menos 15.000 millones de dólares deberían recaudarse en los próximos tres meses «para no perder la ventana de oportunidad y optimizar el uso de las nuevas vacunas» que consigan desarrollarse contra la COVID-19.

El dinero requerido «no va a poder encontrarse en la tradicional ayuda oficial al desarrollo, y se tienen que buscar donantes en todos los campos», afirmó el portugués.

Guterres participó por videoconferencia en la reunión del consejo del programa Acelerador ACT, establecido por la OMS en mayo para financiar la investigación de herramientas médicas contra la pandemia a cambio de que éstas sean distribuidas en países sin el poder adquisitivo para comprarlas en grandes cantidades.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también participaron en un acto en el que la frase más repetida fue «nadie estará seguro hasta que todos lo estemos», aludiendo a que si no se para la pandemia en los países en desarrollo ésta podría regresar a los desarrollados incluso cuando haya vacunas y mejores terapias.

Guterres afirmó que la pandemia «es la principal amenaza actual a la seguridad global» pero no es aún demasiado tarde para que la comunidad internacional aúne esfuerzos para acelerar la investigación de vacunas, pruebas y tratamientos contra el coronavirus en los próximos 12 meses.

«Seamos claros: no hay una panacea para esta pandemia, no vamos a poder resolver esta crisis a corto plazo, pero la vacuna debe ser un bien de salud pública accesible para todos porque la COVID-19 no respeta fronteras», aseguró el secretario general de Naciones Unidas.

Tedros advirtió por su parte que «ciertos nacionalismos podrían comprometer el progreso logrado y dificultar que esta pandemia acabe», por lo que reiteró su llamamiento a la unidad a escala mundial para «incrementar la capacidad general de investigación de vacunas, tratamientos y diagnósticos para que éstos salven vidas».

La presidenta de la Comisión Europea agregó que el 95 por ciento de la población mundial continúa estando en riesgo por la pandemia, «siendo especialmente vulnerables los países en desarrollo».

Von der Leyen recordó la postura europea de que las vacunas que se descubran contra la COVID-19 deberán ser consideradas un bien común de la humanidad para que se facilite el acceso de todas las poblaciones, ricas y pobres.

EFE

Asunción, Agencia IP.- Paraguay celebra hoy el Día Mundial de la Agricultura, principal actividad económica que genera al país un ingreso del 60% del Producto Interno Bruto (PIB) y que emplea actualmente a alrededor de un millón de personas.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Santiago Bertoni, destacó que Paraguay como productor y exportador de los derivados de la agricultura es un país sumamente exitoso.

«Nosotros no solo cubrimos lo que es para nuestra demanda y generar recursos para el país, sino que con imperativo de alimentar con productos sanos y frescos producidos por el agricultor paraguayo», afirmó.

Agregó que el 60% del PIB de Paraguay se generan por medio de la agricultura y la ganadería, siendo la soja y la carne el 70% de sus exportaciones.

Detalló que el país se encuentra en primer lugar como productor y exportador de azúcar orgánica y sexto con el maíz, además de ser el con clima tropical que produce y exporta trigo.

Bertoni dijo que además de los productos con sitiales destacados en el mercado internacional el Paraguay se encuentra trabajando en posicionar a otros rubros como son el arroz, el sésamo y la banana.

Sobre este último rubro dijo que gracias al trabajo de agricultores de Caaguazú, San Pedro y Cordillera actualmente se exporta por un valor cercano a los 10 millones de dólares solo al mercado argentino, mercado que»cuenta con una posibilidad y potencial de seguir creciendo aún mucho más».

El titular del MAG aseguró que la cartera a su cargo se encuentra trabajando con los agricultores para que el país dependa cada vez menos de los productos importados.

En cuanto a la producción de origen animal, refirió que el producto estrella nacional sigue siendo la carne bovina, sin embargo sostuvo que en los demás productos el país cuenta con un potencial muy grande, por lo que se trabaja en los animales menores como la oveja.

Sobre ese punto dijo que el Gobierno Nacional seguirá creando cada vez más incentivos para que el productor rural pueda seguir trabajando en el campo, mejorando su tecnología y la calidad de su producción.

A su vez recordó que este es el momento de trabajar «fuertemente en la agroindustria ya que se debe empezar a generar valor agregado en algunos productos para ir mejorando y no estar que tan dependiente de la volatilidad de los precios», explicó.

Dijo que se trabajará con los pequeños agricultores mediante las asociaciones que permitirán la introducción de tecnologías, levantar la calidad productiva y la comercialización.

«Nosotros consideramos el esfuerzo que realizan los productores ya que nuestra agricultura se desarrolla sobre bases competitivas y al ser un país mediterráneo todos los insumos tenemos que importarlos con un sobrecosto y exportarlos de la misma manera que nos obliga a ser más competitivos», explicó.

Sostuvo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería en los últimos años ha invertido mucho en el sector de los pequeños productores, pero esto no ha tenido el impacto esperado, por lo que la cartera requiere actualmente de un cambio en la manera de aplicar estas políticas.

«Debemos de ser creativos y volver a diseñar no las políticas, sino como acceden a ellas, buscando que sean más efectivas y que el dinero público invertido en este sector alcance el impacto deseado, para ello hay que trabajar en una reingeniería interna del MAG», reiteró.

 

VILLARRICA: G. 7.893 MILLONES

BORJA: G.1.750 MILLONES

CAP. M. JOSÉ TROCHE G. 1.979 MILLONES

CORONEL MARTÍNEZ G. 1.699 MILLONES

FÉLIX PEREZ CARDOZO: G. 1.673 MILLONES

GRAL. EUGENIO A. GARAY: G. 1.621 MILLONES

COLONIA INDEPENDENCIA: 2.407 MILLONES

ITAPÉ: 1.729 MILLONES

ITURBE: 1.768 MILLONES

JOSÉ FASSARDI: 1.571 MILLONES

MBOCAYATY DEL GUAIRÁ: 1.413 MILLONES

NATALICIO TALAVERA: 1.632 MILLONES

ÑUMÍ: 1.574 MILLONES

SAN SALVADOR: 1.555 MILLONES

YATAITY DEL GUAIRÁ: 1.690 MILLONES

DR. BOTTRELL: 1.514 MILLONES

PASO YOBAI: 2.400 MILLONES

TEBICUARY: G. 1.217 MILLONES